"No elegimos venir al mundo, pero tenemos derecho de elegir donde vivir la eternidad."
16
Jun2011

Perdón

Muchos no tienen la mínima idea de la importancia del perdón. Lo asocian a algo trivial que el tiempo puede desvanecer

Si fuera tan simple, con seguridad, el Señor Jesús no lo pondría como algo obligatorio (Mateo 6:14-15), ni hubiera dicho que se perdonara tantas veces como fuera necesario (Mateo 18:22).

El perdón es de Dios; el dolor y el resentimiento son del diablo.

El perdón salva, libera, cura, transforma, en fin, identifica a lo Divino.

El dolor o el resentimiento alimenta el odio, la ira, las peleas y, finalmente, mata. La falta de perdón significa condena.

El dolor es una semilla del infierno plantada en los corazones de aquellos que no tienen a Dios.

Mientras que el perdón ilumina, el dolor llena de tinieblas.

Y, si Dios que es el Justo Juez, perdona, ¿quién es el ser humano para no perdonar

Quien no perdona, no tiene salvación.

Quien muere sin perdonar a quienes lo ofendieron, se condena al lago de fuego y azufre por toda la eternidad.


Buscar
Idiomas

Bienvenido

Todos los domingos, miércoles y viernes un nuevo mensaje estará disponible aquí.


Facebook
On Line
RSS
Rss - Bispo Macedo
Twitter
Ultimos Comentarios
www.bispomacedo.com.br - © Copyright 2014 - Obispo Macedo